IDEAS PARA UNA BODA CUBANA

Viajar a Cuba es como hacer un viaje al pasado. De repente te encuentras inmersa en un mundo mágico lleno de color, de risas blancas y de vida, con vehículos de los años 50 circulando junto a un largo y azul Malecón, calles adoquinadas de manera caprichosa como una dentadura que no acaba de encajar del todo y una arquitectura en decadencia que nos hace imaginar un pasado glorioso venido a menos pero que conserva todavía ese encanto especial que lo hizo único.

La sesión de hoy está inspirada en la Cuba colonial, es una explosión de colores que toma el mint como protagonista y combina las tonalidades pastel junto a otras más llamativas que dan a la sesión ese toque de estilismo tropical. Todo un homenaje a la cultura cubana, a su comida, su decoración, sus cócteles y sus famosos puros habanos.

En ella encontraréis ideas perfectas para conseguir una auténtica boda cubana, con divertidos guacamayos propios del archipiélago presidiendo las mesas de madera que han sido vestidas para la ocasión con una vajilla de motivos tropicales que reposa sobre unos bajo platos que recuerdan las baldosas típicas de la isla y que se pueden encontrar en las cocinas y baños cubanos. Los toques románticos, la sensualidad de la salsa o el Mojito Bar, tampoco pueden faltar en esta oda a la alegría caribeña que recoge toda la sabiduría del que sabe que no es más feliz el que más tiene sinó el que menos necesita.

Leave a Reply